viernes, 18 de noviembre de 2011

Francia 2011 - Sábado

Cuando el despertador sonó a las 8h de la mañana tan sólo hacía 4 horitas que nos acabábamos de acostar. 

El día anterior habíamos ido a una sesión de Phenomena. ¿Que qué? ¿Phenomena? ¿Y ezo qué é lo que é? Me preguntaréis. Y si no me lo preguntáis, da igual, me lo pregunto y me lo respondo yo misma. Yo me lo guiso, yo me lo como.

Pues Phenomena se trata de una iniciativa creada por un chico de Barcelona, en la que se vuelven a proyectar en pantalla grande (más concretamente en el cine Urgell) los clásicos de los 70, 80 y 90, como Regreso al Futuro, E.T., El Resplandor o Cazafantasmas. Sí, es muy friki, pero mola mucho!

Así que, ese viernes tocaba doble sesión con Jurassic Park y Terminator 2. Cabe decir que, aunque me dormí a mitad de la peli de Arnold Schwarzñeglskdñlfas, me gustó bastante poder verla en el cine y con las reacciones de todos los asistentes. 

Total, que entre que llegamos a casa y nos acostamos, serían las 3h de la madrugada. Dormimos muy poquito, pero a las 8h ya estábamos en pie. Nos despejamos, desayunamos tostadas con mantequilla y mermelada con tropezones, y jugamos al tetris con el equipaje y el coche. Sí. Porque en vez de irnos 5 días, parecía que nos fuésemos 5 semanas: Una maleta pequeña, una bolsa de deporte, tres bolsos grandes para trastos varios, comida, la tienda de campaña, los colchones, las mochilas de las cámaras... Nos costó pero al final lo pudimos meter todo, repartido entre el maletero y los asientos de atrás. 

Salimos a las 10h de casa. 4 horas de viaje por autopista, sin parar nada más que una vez en una área de servicio para ir a cambiar el agua al canario y, como no, degustar uno de esos maravillosos líquidos marronzuelos y ardientes como la lava volcánica a los que llaman café.

Unos pocos quilómetros antes de llegar a la frontera, empezó a aumentar la densidad del tráfico, así que estuvimos como una media hora sin avanzar casi nada. Por suerte pasamos sin problemas, así que los dos y el fiambre que llevábamos en el maletero respiramos tranquilos.  


Luego configuramos nuestro GPS para que nos llevara a nuestro destino. Había 4 voces distintas, pero escogimos la de la señorita María, puesto que era la más agradable que encontramos. Pero lo que no sabíamos es que María nos metería en algún que otro lío durante todo el viaje.

Una vez pasada la frontera, continuamos y pasamos por Perpignan, Narbonne y Montpellier. Pensaba que el trayecto se me iba a hacer muy largo y cansado pero se me hizo más ameno al tenerle a él al lado :), y por la banda sonora que nos acompañó durante esas 4 horas. Durante el primer tramo escuchamos a Queen y luego a Europe. Sí. Porque no hay nada como disfrutar de Bohemian Rhapsody o The Final Countdown con el volumen a toda hostia y cantando como si no hubiera mañana. De hecho, hay un vídeo que lo corrobora, pero no pienso colgarlo. Que no, no insistáis. 

Nuestro primer destino fue Nîmes. Es una ciudad que está a unos 50 Km al sur oeste de Avignon, y es famosa por sus restos romanos bastante bien conservados.

Llegamos allí sobre las 2 y pico de la tarde. Encontramos aparcamiento en el centro y fuimos en busca de algun sitio para comer. De camino nos cruzamos con el Anfiteatro de Nîmes. Muy grande, muy bonito, blablabla. ¿Dónde leches hay un puñetero restaurante? Fuimos calle arriba, calle abajo, encontramos un par de restaurantes y algún bar de platos combinados, pero no nos convencía ninguno... Queríamos aprovechar la tarde, ya que teníamos que visitar bastantes cosas, así que para no perder tiempo decidimos comer a lo guarro: un frankfurt y una Coca Cola en una plaza. 

Cuando terminamos, hicimos un par de fotos a la iglesia de Sainte Perpétue, ya que estaba allí al lado.


Iglesia de Sainte Perpétue


Dimos media vuelta y, ésta vez sí, con el estómago ya lleno, nos dirigimos hacia el anfiteatro, o Arènes de Nîmes. De hecho cuando fuimos estaba en remodelación, pero por lo visto allí se celebran corridas de toros, así como conciertos, etc.

La verdad es que siempre me han gustado los restos romanos, y aunque sólo había visto el anfiteatro de Tarragona, éste lo encontré bastante bien conservado.


Arènes de Nîmes


Rodeamos el anfiteatro y seguimos subiendo por boulevard Victor Hugo, una de las calles principales de la ciudad. Sí. Un sábado. A las 4 de la tarde. A 30º. Horrible, lo sé. Pero estaba disfrutando mis primeras vacaciones con ÉL, visitando Nîmes y viendo pedruscos de estos romanos. ¡Que le den al calor sofocante y al pestuzo sobaquil!

Unas manzanas más arriba, nos encontramos con la Maison Carreé, un templo romano construido por el señor Augusto, y convertido actualmente en museo de las artes antiguas.

Después de despotricar como nunca porque los franceses no nos dejaban hacer fotos del templo sin que salieran ellos chupando cámara, finalmente conseguimos hacer un par o tres de aceptables.


Maison Carreé


Seguimos subiendo algunas manzanas más hasta encontrarnos con un río con un paseo muy mono con árboles grandes y espesos a ambos lados. Oh, sí. ¡Qué descanso! Después de tanto rato andando bajo el sol y sudando como cerdos, encontrar eso fue como encontrar un oasis en medio del desierto. 




Caminamos por el paseo unos 10 minutos hasta dar con los Jardins de la Fontaine, unos jardines muy bonitos llenos también de construcciones romanas, como por ejemplo la Tour Magne. Esta torre mide unos 32 metros de altura y es visible desde cualquier parte de Nîmes




¿Veis ese pedrusco a la parte superior derecha que sobresale de entre los árboles? Sí, allí, arriba del todo. Lo primero que dije fue:
No pienso subir allí
Lo que me contestaron:
¡Y tanto que sí!
Yo contraataqué con un: 
Que no.
Y me remataron con:
Que sí.
Al final tuve que subir los 13548463 metros para llegar hasta la cima. Que vale, que sí, que después de haber alcanzado mi mayor reto que era subir el Turó de l'Home, eso no era nada. Pero estaba muerta de calor, de cansancio, de sed, y me dolían las piernas y la espalda. 

Al final llegamos, yo con media lengua fuera y los pulmones desparramados por ahí, pero lo conseguí. Recuerdo que me estuve un buen rato peleando con la cámara. Yo le quería hacer una foto a él, pero como estábamos rodeados de árboles y la torre que se veía a lo lejos estaba en pleno sol, la foto no quedaba bien del todo. 

Aquí la tenéis enterita:

Tour Magne



Eran las 6 y empezaba a hacerse tarde, así que decidimos volver para coger el coche e irnos hasta nuestro segundo destino: Avignon.

Bueno, de hecho no era Avignon capital, sino las afueras. Antes de irnos habíamos visto en Google Maps que por aquella zona había cantidad de campings, así que configuramos nuestro GPS, de ahora en adelante, María, para que nos avisara de los campings próximos.
Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Esta era la manera en la que nos avisaría cuando estuviésemos cerca de un camping. El mugido de una vaca. Nos empezamos a reír a carcajadas pensando en que cuando llegáramos a la zona, eso empezaría a sonar como un corral, con tanta vaca. 


Pero no.

Cada vez estábamos más cerca de Avignon y no sonaba nada. Atravesamos la ciudad y nada. Salimos de ella, seguimos hacia el norte, y nada. Como veíamos que eso no mugía y que nos estábamos alejando demasiado de la ciudad, decidimos dar media vuelta. Al llegar de nuevo a la ciudad, paramos en una calle a comprobar a María. Entonces buscamos manualmente los campings más cercanos. Y entonces sí, encontró algo. A 300 km. COMO QUÉ???? Sí, 300 km.

Lo buscamos de todas las maneras posibles, pero los únicos campings que encontraba estaban a tomar por culo muy lejos.  Yo me estaba empezando a desesperar. Esa zona estaba plagada por lo que vimos en Google Maps, así que decidimos coger el coche de nuevo y volver a intentarlo. Volvimos a ir hacia el sur, salimos de la ciudad y nada. Media vuelta. Hacia el norte, esta vez no cogimos la autopista, sino la carretera. Tampoco nada. Media vuelta y hacia la ciudad, otra vez.

Eran cerca de las 8 de la tarde, estaba anocheciendo y yo estaba subiéndome por las paredes.
Tranquila, si no encontramos ningún camping, siempre nos podemos quedar a dormir en el coche, muahahaha!!!
Se partía. A mi no me hacía puñetera gracia.

Paramos a las afueras de Avignon, donde había un centro comercial con un Carrefour y un McDonald's. Decidimos llamar a unos amigos, y pedirles que nos buscaran un par de campings cerca de la zona y sus direcciones.

Eran casi las 9, y entonces fue cuando nos llamaron. Habían encontrado dos campings, y uno estaba muy cerca de allí, a menos de dos quilómetros. Introdujimos la dirección en María y nos condujo hacia la entrada de la ciudad, por donde habíamos llegado y fue entonces cuando vimos un cartel con el símbolo de camping que señalaba hacia el norte. Y ninguno de los dos lo habíamos visto antes. Genial, María. ¡Buen trabajo! #ModoIrónicoOFF


Rodeamos la muralla de la ciudad hacia el norte, cruzamos un puente que atraviesa el Roine y llegamos a la isla de Barthelasse. Allí nos encontramos con el camping Bagatelle. Por suerte había parcelas disponibles, así que nos asignaron una y nos dieron un mapa para poder encontrarla. Estaba cerca de la entrada y también de los baños, indispensable cuando vas de camping.


#ModoParanoiaON


Porque no hay peor sensación que la de estar meándose en medio de la noche y tener que salir de la tienda con tu pijamita de ositos, con los calcetines por encima de los pantalones, con el rollo de papel de water en una mano y con la linterna en la otra (en caso de no tener linterna, se puede usar el móvil). 


Si tienes los baños lejos, tienes que patearte todo el recorrido, a oscuras, tú solo. De día aún, pero de noche tienes la orientación atrofiada, al menos yo. Empiezas a andar por los caminitos que conforman la distribución del camping. Llegas a un cruce. ¿Era para la derecha o para la izquierda? Está tan oscuro que no ves una mierda, y esas farolas parpadeantes situadas cada 9837 metros no es que sirvan de mucha ayuda. Sigues andando, con el inquietante e irritante sonido de los grillos de fondo. Ric. Ric. Ric. Parece que se estén cachondeando de ti. 


Los únicos pasos que se oyen en todo el camping son los tuyos. Crack, crack, crack. MIERDA!! Una piedrecita se te ha colado por dentro de la chancla, no sabes como. Continúas andando. De repente, el sonido de algo parecido a un helicóptero pasa zumbando al lado de tu oreja. Te estás acojonando por momentos así que empiezas a andar más rápido. Los grillos siguen descojonándose de ti. Ric. Ric Ric. Te giras para comprobar que nade te sigue y cuando vuelves la cabeza, algo de unos 5 cm se choca con tu cara. Sientes su aleteo nervioso, e intentas apartarlo con la mano. Un escalofrío te recorre todo el cuerpo. Echas a correr. De pronto, ves unas luces a lo lejos y decides dirigirte hacia ellas.


A medida que te vas acercando, compruebas que esas luces provienen de los baños. Sonríes aliviado y te paras. Resoplando sigues andando hacia la puerta de los baños de señoras, pero justo en ese momento notas una presencia. Como acto reflejo, miras por el rabillo del ojo y, efectivamente distingues dos sombras en la oscuridad. Gritas a la vez que pegas un salto hacia atrás como una nena, entonces los espectros levantan la vista y con voz alegre y risueña te dicen: 
Bonne nuit!!!! 
Y continúan jugando al UNO.


La madre que los parió. ¿Qué clase de gente rara se dedica a jugar al UNO a las 2 de la madrugada? Frikis, seguro.


#ModoParanoiaOFF


Pero por suerte, si te toca una parcela cerca de los baños, todo esto no pasa.


Serían las 9 y pico, era de noche y tuvimos que montar la Quechua a oscuras, con ayuda de una lámpara de LEDs a la cual se le estaba acabando la batería, así que teníamos que darnos prisa. Aún así, por no haber montado nunca una tienda de estas, creo que se nos dio bastante bien o, al menos, bastante mejor que a algunos zoquetes de ciertos vídeos de YouTube.


En una hora la teníamos montada, con las piquetas puestas, y el chiringuito con la mesa y las sillas preparado. Ya sólo nos quedaba ir a hinchar los colchones, y como iban con electricidad, tuvimos que cargarlos hasta los baños, enchufarlos, hincharlos, y luego cargarlos de vuelta a la tienda. Un follón.


Luego nos fuimos a duchar. Después de todo el día andando bajo el sol, estábamos cansados y hechos unos zorros, así que esa duchita nos sentó de maravilla. Y a la polilla que colgaba del techo medio muerta también pareció gustarle.


Luego preparamos la cena: abrimos una lata de tomate entero, una de aceitunas, atún, anchoas, un chorrito de aceite por encima y, voilá! Un moje! También abrimos un paquete de embutido, y lo acompañamos todo con un par de cervezas.


Sería cerca de la 1 de la madrugada cuando decidimos irnos a dormir. Mañana nos teníamos que levantar pronto, ya que nos esperaba otro día de ajetreo: visitar Avignon por la mañana, y luego coger el coche otra vez para continuar nuestra ruta.

martes, 8 de noviembre de 2011

The Walking Dead - 2x04 Cherokee Rose

Bueno, aún estoy traumatizada después del último capítulo (2x03 Save The Last One) que, por cierto, no comenté en su día y no precisamente por falta de ganas. 

En fin, vamos allá:




Empecemos

La primera imagen que veo: Daryl en su Harley acercándose hasta la granja. Adñlklsdñadfka! Vale, esto no es ninguna novedad.

Seguidamente Herschel diciendo: 
Le está bajando la fiebre. 
“Menos mal!!!”, pienso. Al menos no nos tendremos que tragar otro episodio entero pendientes del puñetero niño.

Entierro de Otis

La escena del entierro de Otis me ha recordado un poco a las que se hacían en Lost. Cavando ellos mismos la tumba y poniendo un par de pedruscos encima a modo de lápida. En su caso no han sido un par, sino unos 89479539493.

A Shane se le nota que le reconcome la conciencia, cada vez está más arrepentido de lo que hizo. Sólo hace falta ver la cara de agobio cuando Patricia le pide que diga unas palabras sobre Otis. ¿Qué, Shane? Matas a un pobre hombre que arriesgó su vida para acompañarte y ahora no puedes con la carga, ¿eh? Pues tendrías que estar acostumbrado ya, esa nariz que llevas colgando tiene que pesar lo suyo. Y no, ¡no me pongas esa cara de corderito degollado!

El discursito final, muy bonito y muy conmovedor para los que están allí , pero para los que sabemos lo que pasó ha sido de lo más falso e hipócrita. Si yo hubiera estado allí, hubiera aprovechado la montañita de pedruscos y lo hubiera lapidado allí mismo. ¡Hombre ya!

Más tarde, el discursito entre Shane y Andrea, lo de “apagar el interruptor”, y todo eso... Joer, por un momento he pensado que en ese ataque de sinceridad le contaría lo que le hizo a Otis. De hecho la cara de Andrea empezaba a ser un poema…

De todas formas, y dejando de lado el personaje de Shane... Hablando de Jon Bernthal, que es el actor que lo interpreta se merece un aplauso. Qué digo un aplauso? Se merece una ola!! Y es que interpretar a un personaje bueno puede ser más o menos difícil, pero interpretar a un personaje malo y que lo acabes odiando tiene que ser complicadísimo, y en este caso Jon lo ha conseguido. Ha conseguido que lo odiemos todos, porque con sus caras, sus gestos, sus miradas... consigue transmitir odio y ganas de hostiarle!! Bien por Jon, que está haciendo un excelente trabajo!!

Glenn & Maggie

La expedición Maggie – Glenn para ir al pueblo a buscar medicinas... Ya nos estaban preparando el terreno para lo que vendría después en la farmacia, escenita de la cual no pienso ni hablar...¬¬

Momento gracioso cuando Glenn está en #ModoVoyeur mirando a Maggie con los prismáticos, y de repente aparece Lori. Vaya susto se da el pobre xDDDDD

Lori

Cuando Lori le ha pedido a Glenn ese producto misterioso, he pensado: Por fin un poco de realismo, joer!! 

Y es que primero de todo se me ha ocurido que lo que pedía eran compresas o tampax. Porque, ya está bien. Aquí todos en medio de un Apocalipsis, los tíos guarros a más no poder, y en cambio las chicas con el pelo Pantene y súper limpitas y depiladitas.

Bueno, vale, quedaría muy feo ver a Lori con los pelos sobaquiles, y se le perdería todo su atractivo xD. Pero al menos nos sacan el tema de la marea roja. La pobre estará sufriendo porque estará chorreando como un cerdo degollado y no tiene ningún zeppelín que ponerse. Normal. Yo también estaría de esa mala hostia o más.

Ha sido lo primero que se me ha pasado por la cabeza, que la chica estaba en esos días. Pero luego he caído en otra cosa. ¿Por qué tanto secretismo? Así que he caído en esa teoría que corre por el foro de The Walking Dead desde hace bastante tiempo. Y efectivamente, cuando Glenn está rebuscando entre los productos, encuentra un predictor y se lo queda. Así que, sí, en realidad era eso lo que estaba buscando.

Por cierto, grandísima escena la de Lori en cuclillas cambiando el agua al canario con sonido acuoso del chorrito incluido. Gracias, señores guionistas, pero no cal ¬¬

Y ahora viene el dilema… ¿de quién será el bebé? ¿Del Sheriff (que-ya-no-es-Sheiff-oh-que-pena-me-da) o del Narizotas? Uhhhhh… Ahora sí que habrá pollo!! Y presiento que será algo con lo que nos machacarán lo que queda de temporada… Como si no tuviéramos bastante con una Bicho Palo, ahora tendremos que aguantar además a un pequeño Bichito Palo. ¡Lo que faltaba!

El pozo

¿Y el walker dentro del pozo? Yo cuando me baño más de media hora empiezo a parecer una pasa, pero es que este está tan arrugao que parece un shar pei! De hecho, también me ha recordado muchísimo a un orco de El Señor de los Anillos. Mira que los zombies no son muy agraciados, los animalicos, pero este es que es feo de cojones, el hijoputa xDDDD

Pobre Glenn, siempre le toca hacer de cebo, pero esta vez no se ha quejado tanto como en anteriores ocasiones. ¿Será porque ya se ha acostumbrado o porque quería impresionar a la hija del granjero? xDD

Momentazo de tensión cuando se rompe la boca de agua y está a punto de caer en manos del shar pei, las caras de pánico que pone durante todo el rato son de lo mejor. A mi desde luego se me ha puesto la piel de gallina. Aun así, no le ha impedido atar el feo con la cuerda y encima vacilarse. Sí, señor, Glenn ha vuelto, ya era hora!!!

Gran momento también cuando el orco-zombie se parte por la mitad, cayendo medio cuerpo al pozo y dejando el agua contaminada de sangre y vísceras. Escena repugnante a más no poder, sí, pero me ha encantado!!

Daryl

Daryl por su parte yendo a buscar a Sophia él solito. Continúo pensando que ha dado un cambio demasiado radical. Una cosa es que se integre con el grupo, muy bien, pero es que hace una semana no hubiera dado ni un duro por la niña y ahora parece ser él el único interesado en encontrarla. O eso o es que está hasta los huevos de oír sollozar a Carol por las noches xD.

No, definitivamente se nos está amariconando. ¿Qué es eso de acercase a una flor de campo, mirarla y sonreír en plan bobalicón? No, Daryl, no. Lo tuyo es ir a lo guarro, apestando a choto, matar zombies con tu ballesta y luego con esa misma flecha cazar ardillas, querer darte de hostias con todo el que se te ponga por delante y despotricando de todo y de todos!

Pero vale, reconozco que la escenita con Carol cuando le explica la historia de la rosa cherokee ha sido muy bonita, joer, si es que me he emocionao y todo! Además, son dos personajes que han perdido a alguien. No saben ni dónde están, ni si están vivos, o muertos o zombificados, supongo que por eso nos han querido mostrar esta complicidad entre ellos dos, aunque quizás sí que han pecado de escena demasiado sensiblona, y más viniendo de Daryl.

Por una parte encuentro que el cambio de Daryl va demasiado rápido, pero también pienso que parte de la culpa de que él se comportara así era de Merle, que era un brutaco. A lo mejor nos quieren dar a entender que era Merle quien influenciaba a Daryl, y ahora, al no estar juntos, Daryl va más a su bola y se deja guiar más por su forma de ser, no por su hermano mayor. Por eso quizás le vemos más sensiblón y buena persona.

Rick

Por último, un momento que me ha hecho reír. Minuto 38:56. Carl le dice a Rick que le quiere y Rick le contesta: 
I love you
Con un tono de voz tan agudo que parece como si alguien le estuviera apretujando los huevos.

Conclusión

En definitiva, me ha parecido un capítulo bastante bueno. Me ha gustado muchísimo más que el 2x02 y el 2x03. A pesar de no tener mucha acción, ha tenido escenas bastante variadas, al contrario que los dos últimos que sólo se centraban en un par o tres de personajes y con momentos bastante aburridos.

En cambio en este capítulo, todos los personajes han tenido un poco de protagonismo, ha aparecido un zombie, ha habido tensión, sangre, vísceras, sentimientos, intriga, miedo… Me ha parecido un muy buen capítulo, entretenido y sin ningún momento cansino o cargante.

Recordad que para leer más comentarios sobre el capítulo y/o hablar de la serie, podéis entrar en el foro de The Walking Dead! ;-)


sábado, 22 de octubre de 2011

The Walking Dead - 2x01 Lo Que Se Avecina



Aviso: Voy a comentar el capítulo y por consiguiente habrá spoilers, así que si aún no lo has visto, huye!!! No caigas en este lado oscuro del que muchos ya no podemos salir. Porque, sí, sabes que si los lees te va a fastidiar el capítulo, pero aún así es leer la palabra "spoiler" y vas directo hacia ella, como una polilla atraída por la luz o un zombie hambriento en busca de cerebros. Yo ya te he avisado, ahora haz lo que quieras, pero luego no quiero quejas ni abucheos del tipo: "Spoileadoraaaaaa, buhhhhhh, fueraaaaa", que os conozco ¬¬. #ValeYaParo


El capítulo lo vi dos veces, el día después de su emisión en los Estados Unidos, una por el mediodía, en la tele, con buena compañía y disfrutando al máximo de cada detalle. Otra, por la noche, al ritmo de la FOX y comentando las escenas vía Twitter, como buena friki que soy xD (eso sí, sin spoilers que entiendo que aún podía haber gente que no lo hubiera visto aún)

Primero de todo, a la hora de votar en el foro sobre qué me ha parecido el capítulo, he optado por He tenido hemorragias de placer. No, no tengo la regla. ¡Me ha encantado, el capítulo! A lo mejor también tiene que ver el hecho de que hacía 1 año que lo esperaba, y puede que eso me haya condicionado un poco a la hora de dar mi opinión. De todas formas, y salvo algún que otro momento, en general me ha parecido un capítulo muy bueno.

Pero bueno, vamos por partes, como dijo Jack El Destripador:

Me ha encantado el discurso de Rick al principio del capítulo, supuestamente hablando con Morgan por el walkie. Y digo supuestamente porque siempre se le ve soltando unos monólogos de la hostia, y el otro chacho pasando de todo.

Lo que me ha dejado muy mosca ha sido el trozo de: Conocí a un científico y me dijo algo. Me dijo que... No importa.

Vamos a ver, alma de cántaro, ¿¿¿cómo que no importa??? Hemos esperando un puñetero año para saber qué te dijo Jenner, incluso hay largos topics con teorías diversas sobre eso, no digas que no importa, pedazo de ñlkasdñlkasdlkña!!!!!


Pero después del cabreo inicial, ver a Daryl abandonando su pick-up y montándose en una Harley, me animó. Oh, sí. Babas, babas, y más babas. Aunque, puestos a elegir ver a este maromo en una Harley, lo prefiero en el vídeo de Judas, de Lady Gaga, que por lo menos sale en chupa de cuero, bien vestidito y peinadito, no con pintas de no haberse pegado una ducha durante días. Aún así, mola. Sí. 


La secuencia de la carretera, para mi ha sido lo más brutal y espectacular del capítulo. Desde que han llegado y se han encontrado con ese percal, entre el cementerio de coches abandonados, se veía claro que allí iba a pasar algo. Y efectivamente. Cuando se ha empezado a divisar algún zombie que otro a lo lejos me ha dado mala espina, pero al ver la horda que se aproximaba a ellos no he podido evitar soltar un suspiro de angustia.

Suerte que allí estaba Dale, subido al techo de su caravana con sus prismáticos cual voyeur, para darse cuenta de los zombies y avisar a sus compañeros, que andaban chafardeando el interior de los coches por si encontraban algo útil y de valor que pudieran quedarse.

Por cierto, como dato gracioso, me ha gustado la escena en la que Carol encuentra una camiseta roja y se la prueba, ante la mirada de Lori de: Carol, tenemos cosas más importantes que hacer que probarnos ropita, como por ejemplo.... ¿qué era? Ah, sí! Escapar de unos muertos vivientes, feos de cojones y hambientos.


Otro empanao de la vida es Rick... Vamos a ver... No sé qué es lo que te dijo Jenner al oído (vale, sabemos que lo sabes y nos lo dirás cuando te salga del *****), pero te tiene que haber dejado algo agilipollao. Cómo que debajo de los coches? ¿¿¿Debajo??? ¿¿¿Hola??? Tenéis montones de coches en los que esconderos DENTRO de ellos, cerrando bien las puertas para que los zombies no os vean ni os huelan... ¿y no se te ocurre otra cosa que decir a los demás que se escondan debajo? Que los zombies están atontaos, pero digo yo que puede haber alguno con el cerebro no tan atrofiado que se de cuenta de vuestra presencia, y entonces qué?

Entonces pasa que encuentra a Sophia, que se pone a gritar como un tocino a punto de entrar al matadero. Además, no se le ocurre otra cosa que salir corriendo adentrándose en el bosque, eso sí, sin soltar el puñetero oso de peluche. Que, por cierto, ¿no es un poco mayorcica ya para eso? Yo le hubiera dado un toque más de realismo, y en vez del oso, darle una BlackBerry, aunque no tenga conexión a Internet... Por lo del apocalipsi zombie y todo eso, ya sabéis >:)

Total, ¿a quién le toca ir a buscar a la niña y arriesgar su vida? Al pringao de Rick, como siempre. Porque los demás, incluso Shane "Narizotas" Walsh que va tan de machote, se quedan ahí parados incapaces mover un dedo. 

Así que Rick, sin pensárselo dos veces, se lanza a la búsqueda de Sophia, a la cual encuentra y la hace esconderse para que los dos walkers que la persiguen no la encuentren. Entonces él se encarga de alejarlos de ella y de cargárselos. Este es otra de las escenas impactantes, de lo mejorcito. Esa cara de odio apedreando a los dos zombies no tiene precio!! Un aplauso para Rick!!!

Pero claro, la niña no se podía estar quietecita y quedarse allí, no. Tenía que irse y hacerlos ir a todos de culo durante el resto del capítulo que, para mi, ha sido lo que ha hecho bajar el ritmo.

Así que se ponen a buscarla, pero no hay manera. Se hace de noche y desisten, pero por la mañana siguiente vuelven a intentarlo, esta vez por grupos separados. Rick y Daryl van por un lado y el resto por otro.

En el segundo capítulo de la primera temporada había una escena muy asquerosilla dónde Rick y Glenn se cubren de vísceras de zombie para poder camuflarse entre ellos. Pensaba que eso era lo peor que podían hacer, pero estaba equivocada. Las escenas desagradables y vomitibas continúan.

En este capítulo, sin duda ha sido el descuartizamiento de un zombie para ver si se había zampado a Sophia, todo a cargo de, como no, Daryl "El Brazacos" Dixon. El de la ballesta. El guarrete que se carga a un zombie y con la misma flecha caza ardillas para cenar. Claro que sí.

La verdad es que la escena, por muy asquerosilla que haya sido, ha tenido su parte graciosa. Ver como Daryl abría en canal al zombie tan tranquilo y le sacaba las tripas, ante las caras de "qué-asco-estoy-a-punto-de-potar" de Rick, ha sido brutal!!

Es que, miradlo, su cara no tiene precio xDDDDD:



Para mi, el nivel de acción ha bajado a partir de aquí, aunque ha continuado estando entretenido. Las escenas de la iglesia han sido un poco cansinas, sobretodo los monólogos de Rick y Carol hablando con el Cristo o con JC, según Daryl xDDD. Esto se lo podrían haber ahorrado, la verdad... -_-

Y el final se veía a venir, sobretodo para los que ya habíamos leído el cómic antes. Nos han querido relajar un poco con la escenita... emotiva? de Carl y el ciervo para al final, PAM! (y nunca mejor dicho), dejarnos con la boca abierta y el corazón en un puño. Pero no en mi caso. Es más, el momento en el que Rick ha gritado: Noooo!!!!, yo he pensado: Seeeeeee!!!!

No me malinterpretéis, no es que quiera ver a Carl muerto, pero... bueno, qué coño, sí, lo quiero ver muerto xDDD

Podría explayarme aún más y escribir una entrada quijotesca pero creo que lo más relevante ya lo he contado. De todas formas, si queréis leer más, os invito a que entréis al foro de The Walking Dead y que participéis, claro! ;-)



Y para acabar, unos pequeños apuntes que se me habían quedado en el tintero:

Espero que Glenn sirva para algo más en futuros episodios que para arreglar los manguitos de la caravana.

¿Soy yo, o Shane cada vez tiene la narizota más grande?

Después de la escena del descuartizamiento, Daryl ya no me pone como antes... No, espera... me pone más que antes, muahahahaha!!

Lori está más bicho palo que nunca

The Walking Dead

Para los que no lo sepáis, el pasado domingo 16 se estrenó la segunda temporada de The Walking Dead en Estados Unidos, y como novedad, la cadena privada FOX decidió empezar a emitirla en España tan sólo un día después, en horario de máxima audiencia y doblada.

En su momento no lo comenté en el blog (aunque se pudieron ver rastros de mi reciente obsesión zombiril aquí y aquí), pero esta serie me enganchó desde el principio. Tanto, que la vi 478643 veces en V.O. y otras tantas en versión doblada, una vez la emitieron por La Sexta a principios de este año. 

Pero en vez de comentar los capítulos por aquí, cosa que también podría haber hecho, decidí buscar foros sobre la serie. Encontré uno que me gustó bastante, así que me registré y empecé a comentar. Me gusta, esto de compartir comentarios y opiniones entre otros fans tan o más frikis que tú. 

Porque, sí, para pasarse horas conectada en un foro comentando hasta el más mínimo detalle sobre un capítulo y una escena concreta como si fuera la vida real, hace falta ser friki. ¡Pero es divertido! Es divertido comerse la olla pensando teorías, despotricando sobre los personajes y destripando los capítulos.

< ModoCursiON > 

Eso sí, es mucho mejor aún cuando gracias a ese foro conoces a una personita muy especial con la que empiezas intercambiando simples comentarios sobre la serie, y con la que al final acabas compartiendo mucho más que eso. 

Y todo por entrar en un foro de zombies. Quién lo diría =) 

< /ModoCursiOFF >

Total, así que, ya que no lo hice en su momento para la Primera Temporada, he pensado en aprovechar el estreno de la Segunda para empezar a comentar sobre ella y hacer una pequeña (o no tan pequeña) reseña sobre cada uno de los capítulos. 

Eso sí, siempre en mi línea ;-)

domingo, 18 de septiembre de 2011

Francia 2011 - Preparativos

Todo empezó a finales de agosto con una simple frase:
Puedo pillarme unos días de vacaciones. ¿Hacemos algo?
Yo empezaba el curso el día 19, así que tenía que ser durante las dos primeras semanas de septiembre. Finalmente elegimos el fin de semana del 10 hasta el día 14. 

No sabíamos si pasarnos los 5 días haciendo el perro, o ir a hacer excursiones. Pero al final a alguien se le iluminó la bombilla y se le ocurrió la genial idea de coger el coche e ir en plan campero por Francia. A mi al principio no me hacía mucha gracia, pues no me atraía la idea de pasarme 72342 horas encerrada dentro de un coche. Pero luego pensé: 
¿Qué coño? A saber cuando volveremos a tener una oportunidad como ésta, y para hacer excursiones de un día ya tenemos los fines de semana.
Así que dicho y hecho. Empezamos a mirar posibles destinos, y entre ellos teníamos:


1. Valle del Loira
2. Ginebra
3. Provenza / Costa Azul


Me gustaba mucho la idea del Valle del Loira, ya que dicen que es una zona muy bonita llena de castillos. Pero nos tiraba para atrás la distancia, pues nos quedaba a más de 10 horas en coche, y teniendo sólo 5 días, sería ir un poco justos de tiempo, al igual que Ginebra.

Así que finalmente nos decidimos por hacer un tour por el sur de Francia, lo que es la zona de la Provenza y la Costa Azul.

Visitamos algunos foros de viajeros para echar un vistazo sobre cuáles eran las ciudades y los lugares que no nos debíamos perder.

Empezamos a hacer la lista de las cosas que nos teníamos que llevar, y nos dimos cuenta de que, para irnos en menos de una semana, no teníamos ni tienda de campaña. Así que al día siguiente hicimos una escapadita al templo sagrado de todo deportista, al Decathlon. 

Sí. Allí dónde puedes encontrar desde al mochilero profesional al que le gusta pegarse esas caminatas de la hostia, abrirse las piernas con hortigas y la cabeza con pedruscos, hasta al típico que se ha cebado como un cerdo durante todo el verano y ahora quiere bajar peso apuntándose al gimnasio del pueblo, pasando por el campero masoquista que parece que le dé morbo que le piquen cuantos más bichos mejor. 

Nosotros supongo que entraríamos en la segunda categoría. Sí, la de los camperos masoquistas-bichiles. Tenemos fobia a los insectos, no nos gusta hacer vida social con ningún tipo de bichejo, corremos como nenas cuando vemos aparecer una avispa, insultamos a los mosquitos que nos zumban en el oído, nos damos de hostias a nosotros mismos cuando una polilla restriega sus alas en nuestra cara... Pero aún así, nos emocionaba la idea de irnos unos días de camping. 

Porque no hay nada mejor que perder 2 horas al día montando y desmontando la tienda de campaña.

No hay nada como levantarse a las 8 de la mañana con ese frío de la hostia que te pone los pezones como para rayar cristales.


Que todo el camping te vea ir hacia los baños en pijama de ositos (con la camiseta por dentro del pantalón y los calcetines por encima) con tu neceser entre las manos y tu cara de zombie hambriento. 

Tener que dar los buenos días a todos los demás camperos aunque no los hayas visto en tu puñetera vida.

Ducharte y cambiarte en esos baños públicos mientras una araña posada en su telaraña te mira desde la esquina cual voyeur mientras se zampa un bicho montañil no identificado que acababa de pasar por allí. 

Encender el camping gaz y esperar 78236 horas a que se haga el café en tu magnífica cafetera Oroley mientras los mosquitos te pican y se ríen en tu cara.



¿No digáis que no dan ganas de irse ya mismo?

Total, que una vez allí, compramos la tienda de campaña. Pero no una cualquiera, no. Éste pedazo de tienda: 




No sabíamos si comprar una de 3 plazas o una de 4, pero dado que los colchones que nos íbamos a llevar ocupaban bastante, nos recomendaron que nos quedáramos con esta de 4. Es bastante grande, con un pequeño porche en la entrada en el que quedarse si llueve y con mosquiteras para que los bichos no den por saco. Y sí, esta tienda está bien para 4 personas siempre y cuando seáis hobbits y os guste dormir con el aliento de vuestro compañero en la nuca. Pero en nuestro caso, como sólo éramos dos, dormimos la mar de bien ahí dentro, sin agobio ni sensación de claustrofobia.


También compramos un pack de utensilios de cocina en el que venían dos cazos (que me cargué el primer día, sin querer -_-), dos platos de aluminio (que se rayaron nada más mirarlos) y dos tazas de plástico (que casi no utilizamos porque bebíamos directamente de la lata, a lo guarro).


Y con esto ya lo teníamos todo. Era lunes, y sólo quedaban 5 días para empezar estas mini-vacaciones improvisadas.


Tic, tac, tic, tac! Combustion is coming!!

jueves, 15 de septiembre de 2011

I'm back (again)!

29 de abril. Sí, lo sé, hace casi 5 meses que no actualizo el blog. Torturadme, si queréis. Enviadme una horda de zombies o de polillas. O mejor aún, enviadme a Bear Grylls con un gusano en la mano gritando: "¡Sabe a pus, sabe a pus!". Es lo que me merezco por haber dejado esto abandonado durante tanto tiempo.

Sé que es duro ir al baño y no tener ninguna entrada nueva de La Loca de Singapur para leer. Pero mira, siempre quedaran otras cosas para distraerse: ver caras en las baldosas del suelo, leer las etiquetas de los champús o de los prospectos de los medicamentos que guardáis en los cajones. Esto último es efectivo, ya que leer los efectos secundarios acojona bastante.

Bueno, total, a lo que iba, que me empiezo a ir por las ramas y al final acabaré publicando 5 entradas el mismo día hablando de mis idas de olla, que me conozco.

Si no he escrito durante estos meses ha sido porque empecé con algo que me ha tenido bastante entretenida, y con la cabeza en otro sitio. Es más, ni siquiera estaba inspirada para pegarme una sesión de fotos como las que hacía antes.

De hecho, este próximo lunes día 19 empiezo el Ciclo Formativo de Gráfica Publicitaria que tantas ganas tengo de hacer, del cual ya hablé aquí, así que estaré más ocupada aún. De todas formas intentaré encontrar huequecillos para ir actualizando el blog, ahora que he vuelto a empezar. No quiero que tengáis que conformaros con leer los prospectos de los medicamentos, y mucho menos que me enviéis al flipao de Bear Grylls

Como he dicho anteriormente, este verano ha sido entretenido y bastante movidito. De hecho, hacía tiempo que no pasaba un verano tan genial como este, sobretodo por las mini-vacaciones improvisadas de las que acabo de volver. Así que, aprovechando que aún lo tengo fresco, en la próxima entrada escribiré la reseña de este viajecito, documentándola con algunas de las fotos que hice.

Sí, será como una de esas situaciones en las que el típico amigo o compañero de trabajo plasta te engancha y te explica detalladamente todo el viaje, restregándote por la cara los sitios por los que ha pasado, los lugares en los que ha estado, los pedazo hoteles en los que se ha alojado, los almuerzos/cenas que se ha pegado y las borracheras que ha pillado, haciéndote tragar, como no, las 486312 fotos que ha hecho. Y mientras, tú, aguantando todo el chaparrón con tu mejor sonrisa Profident.

Pues aquí es exactamente igual, yo soy la colega plasta y vosotros sois esos seres indefensos a los que voy a hacer perder media hora de vuestras vidas escuchándome hablar de mis maravillosas vacaciones. La diferencia es que, en este caso, podéis huir de la tortura antes de que sea demasiado tarde, es lo que tiene el mundo 2.0.

Así que, ya sabéis, quedaos o huid. Aún estáis a tiempo.

Y bienvenidos de nuevo :-)

viernes, 29 de abril de 2011

Perdonad, pero alguien tenía que decirlo (I)

Vamos a ver, que me importa una puñetera mierda la boda real, los novios, los vestidos horteras, las pamelas inmensas, los invitados pijos y el caviar israelí del pica-pica.

Dejad de restregarnos por la cara la de pasta que se han gastado y hablad de otra cosa ya, cansinos.

Perdonad, pero alguien tenía que decirlo.

domingo, 27 de marzo de 2011

Carta a una polilla

Querida Larva de Polilla que se ha instalado en mi habitación:

No sé desde cuando llevas pegada a la pared, pero quería decirte que no te preocupes, que no tengo pensado hacerte daño mientras dure la metamorfosis. Ya es suficiente putada tener que arrastrarse enfundada en esta pelusa de ombligo. Tú haz, haz, sin prisa.

Sólo te pido una cosa. Cuando te hagas mayor y te conviertas en ese puto bicho con alas feo, repugnante y repulsivo, te agradecería que siguieras las siguientes normas de convivencia:

1. Los armarios de la cocina no son un buffet libre.

No, no me mires así. Ya sé que está lleno de comida y bebidas, pero eso no quiere decir que sea para ti y mucho menos que tengas derecho a restregar tus asquerosas alas peludas por todos los rincones. Que da mucho asco abrir la puerta del armario y encontrarse, no una, sino tres o cuatro compañeras tuyas revoloteando por ahí dentro. A vosotras quizá os parece un buen lugar para jugar al escondite. Lo entiendo, es un lugar oscuro lleno de cajas y rincones recónditos.
Uhhh, mira, qué divertido, jujuju, jajaja, ¡seguro que dentro del bote de Nesquik no me encuentran!
Pues que sepas que al menos una cincuentena de compañeras tuyas que entraron en este armario el verano pasado no volvieron a salir.

[Modo sádico ON]

Sí, no te imaginas la ilusión que me hacía abrir la puertecita y descubrir que cada vez había más y más polillas pegadas en la trampa adhesiva. No te imaginas el morbo que daba verlas agonizar y como me miraban suplicando que las ayudara, mientras yo las contemplaba comiendo galletitas saladas. Momentos como ese me hacían sentir como un Dexter en potencia

[Modo sádico OFF]

Evidentemente, también tienes prohibido acercarte a mis galletas, donuts, pastas y otras guarradas. Las tengo en un armario aparte, el escondite, como le llamo yo. Allí es donde guardo todas las golosinas dignas de comentarios del tipo: "Te popndrás como una vaca" o, dicho más sutilmente, "Muuuuuuuuuuu".

2. Nada de jugar a Susto o Muerte dentro de los paquetes de crispis.

También debe ser de lo más divertido criar como conejos dentro de los paquetes de crispis. Y sí, seguramente existen seres peculiares como Bear Grylls o Frank de la Jungla que saltarían de alegría pensando: "Mmmm ... ¡Proteínas!", pero el resto de mortales no nos hace puta gracia.

Que más de una vez he estado al borde de un ataque cardíaco cuando, al abrir el paquete casi nuevo y cerrado con una pinza, ha salido una polilla disparada al grito de "¡Freedooooom!". Entonces he acabado tirando todos los crispis en el suelo y me he ido cagando leches lo más lejos posible. Pero por si esto fuera poco humillante, siempre hay alguien que me ve correr por el pasillo con cara de camión y me pregunta:
¿Qué leches te pasa?
Y yo, para no quedar mal, siempre exagero un poco la situación:
¡Una polilla así de grande (indicando un tamaño de unos 7 cm con los dedos índice y pulgar) me ha atacado cuando me iba a hacer un bol de crispis con leche! ¡Un poco más y me entra por la boca, la muy guarra!

3. Mi taza de café con leche no es una piscina.

No me gusta nada levantarme por la mañana con cara de zombie y encontrarme con una de vosotras nadando felizmente dentro de mi taza de café con leche. Que, perdonad que os diga pero... Si no sabéis nadar, ¿qué leches (y nunca mejor dicho) hacéis ahí dentro? Lo hacéis sólo por joder, ¿no? Tenéis polillas kamikaze entrenadas exclusivamente para boicotearme el desayuno, ¿verdad?

4. El primo de Zumosol es bienvenido siempre y cuando esté dispuesto a hacerme de modelo para una sesión de necrofotografía.

Si, hombre, todas las polillitas pequeñas tiene un primo de Zumosol, aquel que se pasa todo el año comiendo como un cerdo, y cuando llega el verano, va de visita a la casa del pueblo.

Que yo estoy tan tranquila en mi casa y de golpe veo algo raro por el rabillo del ojo. Miro hacia arriba y veo una inmensa polilla negra de 5 cm de ancho por 7 de largo, allí, pegada a la pared. Me acojono y pego un salto del sofá como si hubiera visto un zombie hambriento viniendo hacia mí.

La gente normal cogería el periódico y PLAF. Pero yo, desde que tengo el objetivo macro, me interesa hacer fotos de bichos varios. Pero, ¿qué pasa? Que no paran de moverse y esto, junto con mi pulso de mierda, la foto no puede quedar bien de ninguna manera. Y como las polillas no entendéis nuestro idioma, no puedo deciros:
Oye, ¡haz el favor de estarte quieta! ¡Y sonríe, hostia, que esto no es un funeral! Va, que si te portas bien te etiquetaré en el Facebook. Venga, di: ¡naftaliiiiiiina!
Así que al final he llegado a la conclusión de que para poder hacer una foto en condiciones a una polilla, debe estar... ejem... cómo decirlo de una manera que no te ofenda... mmmm.... muerta. Pero no te preocupes, siempre procuro hacerlo de la mejor manera posible y sin que sufran.

[Modo Sádico: ON]

Primero las rocío con medio bote de Bloom. Cuando empiezan a volar como si se hubieran pasado toda la noche de botellón y finalmente caen al suelo, las recojo y las dejo agonizando dentro de un bote. Al día siguiente las clavo en una aguja y... que empiece el espectáculo.

[Modo Sádico: OFF]



Ahora que, bien pensado, no sé por qué te escribo estas líneas. Las polillas sois unos bichos feos, estúpidos e insignificantes y, además, no sabéis leer. Sólo sabéis incordiar y dar por saco.

Así que he pensado que como tú seguirás haciendo lo que te dé la gana, yo también.

PD: Por cierto, si ahora ves venir alguien con un periódico en la mano no te asustes.

Con cariño,

Anna

domingo, 13 de marzo de 2011

Partes Singapurenses

13:00h. -> El portátil ha pasado del modo Pues-ahora-me-enfado-y-no-respiro a No-he-funcionado-mejor-en-toda-mi-vida en menos de 24 horas. Como una cabra.

13:10h. -> Creo que necesita cariño. Empezaré por ponerle un nombre, o algo.

16:00h. -> Definitivamente, Toshi* tiene problemas de convivencia. Cuando está solo en la habitación va de maravilla. Cuando lo llevo al comedor con toda la família, peta.

16:15h. -> Necesito un Encantador de Perros, pero que en vez de perros, adiestre portátiles. Socorro.

18:00h. ->

Señor Windows,

Cuando te haga falta una actualización de uno de tus drivers, dilo claro. Prefiero leer un "No pararé de dar por saco hasta que no instales la última versión", que perder el tiempo, las neuronas y la paciencia intentando adivinar qué cojones te pasa.

La próxima vez, un ballestazo y acabamos antes.



*Nota: Sí, lo habéis pillao. Toshi de Toshiba. Qué queréis, he perdido las pocas neuronas que tenía intentando arreglarlo, añlkñañsjasña.

sábado, 12 de marzo de 2011

Partes Singapurenses

10:25 h. de la mañana. Me encuentro en mi habitación, sentada tranquilamente delante del ordenador. Oigo la puerta. Alguien entra en casa. Unos pasos se acercan. Aparece mi padre empapado como un pollo. Dice (señalando el abrigo que lleva):
Esto parece un chubasquero, pero no lo es.
Y se va.


martes, 8 de marzo de 2011

Partes Singapurenses

21:35 h. -> Bocata de chistorra, y entrando en combustión espontánea en 3, 2, 1...

22:50 h. -> El 90% de la gente que tengo en el FB está babeando porque 11 tios en gallumbos han metido 3 goles. Jo hago lo mismo viendo a Orlando Bloom y su espada en El Reino de los Cielos.

23:40 h. -> Definitivamente, Orlando gana muchísimo más blandiendo una espada que no tirando flechas mientras hace skate sobre la trompa de un mumakil. Perdonad, pero alguien tenía que decirlo.

martes, 1 de marzo de 2011

Partes Singapurenses

Enganchada a Crímenes Imperfectos, de La Sexta. Cada día estoy más cerca de poder cometer un crimen sin ser descubierta. ¡Temblad malditos!